Estudiantes de la Usco diseñaron brazalete para sordos

Un grupo de estudiantes de Ingeniería Electrónica de la Universidad Surcolombiana (Usco), viendo las dificultades a las que se tienen que enfrentar las personas sordas en la calle, decidieron diseñar un brazalete que los alerta ante el peligro.

En la actualidad las tecnologías asistivas se convirtieron en un campo en desarrollo prometedor de la ingeniería, no solo por los avances y progresos tanto científicos como investigativos sino también por el impacto social que está logrando para cerrar de a poco las brechas de desigualdad y salud entre otros tópicos, que los diferentes tipos de discapacidad como la auditiva, visual, de movilidad, etc, han generado en las personas.

En ese sentido el grupo de investigaciones “Nuevas Tecnologías” perteneciente al Programa de Ingeniería Electrónica de la Universidad Surcolombiana, ha vinculado en varias ocasiones diferentes trabajos en estas áreas afines de investigación.

El último proyecto de investigación desarrollado por el grupo es el desarrollo, diseño e implementación de un prototipo de brazalete capaz de identificar las señales sonoras de los vehículos de situaciones de emergencia más comunes de la cotidianidad, como las sirenas de ambulancia, de carro de Policía y de bomberos. Desarrollado con el fin primordial de ayudar y fortalecer las diferentes acciones de reacción ante las situaciones de peligro para las personas con discapacidad auditiva o que sufren de hipoacusia, mediante un sistema de alerta vibratoria y de imagen en una pantalla digital.

Diariamente son muchas las dificultades de comunicación, atención y reacción que la comunidad de personas con discapacidad auditiva enfrentan, principalmente en los diferentes tramos de movilidad de ciudades como Neiva por la falta de herramientas o tecnologías que traten de facilitar un poco los obstáculos que encuentran para poder realizar sus acciones.

Desde el mínimo hecho de cruzar una calle estas personas están poniendo su vida en peligro porque no pueden enterarse de los acontecimientos que pueden estar ocurriendo a su alrededor sino lo observan.

Dispositivo final implementado.

Tomando estos pequeños casos puntuales y otros de mayor envergadura, los estudiantes decidieron trabajar en desarrollar un prototipo que pudiera encontrar un medio de ayuda para estos casos e investigar que tecnologías podrían ser las adecuadas para aplicar.

Sin pensarlo dos veces el grupo conformado por el ingeniero Agustín Soto Otálora, director y docente de planta del Programa Ingeniería Electrónica y líder del grupo de investigación “Nuevas Tecnologías”  y los estudiantes David Eduardo Clavijo Osorio y Nicolás Charry Moreno, se dieron a la tarea de hacer algo para mejorar la calidad de vida de las personas sordas.

Fue así como iniciaron el proyecto, que está  compuesto en  tres secciones fundamentales: la primera, la investigación de los diferentes métodos, algoritmos y funcionalidades que podrían aplicarse para  lograr la detección e identificación de las señales de emergencia, realizar las diferentes pruebas necesarias y poder decidir cuál sería la tecnología final que se implementaría en el dispositivo.

La segunda parte, el  diseño de los diferentes circuitos electrónicos que componen el dispositivo para sus múltiples funcionalidades, porque además de su razón principal de uso  se construyó de manera que también funcionara como un reloj digital y se convirtiera en una herramienta de un uso más cotidiano y amigable para los usuarios.

Finalmente la tercera parte, el proceso de implementación y aplicación, que estuvo compuesto por todas las etapas finales y las pruebas que se realizaron con la comunidad específica para determinar sus alcances y resultados.

Luego de los diferentes procesos de análisis, desarrollo, testing, diseño e implementación se presentaron los resultados finales del proyecto, que arrojaron excelentes perspectivas para futuros trabajos y optimizaciones del dispositivo.

¿CÓMO FUNCIONA?

El dispositivo funciona con inteligencia artificial mediante redes neuronales; su proceso consta de dos tareas principales: en primera medida mediante el uso del método de espectrograma para la extracción de características de las diferentes señales de emergencia y aquellas que el dispositivo proceda a trabajar.

Continúa en segunda instancia con las redes neuronales artificiales, donde se logra el proceso de discriminación e identificación de las respectivas sirenas de emergencia. Todo este procesamiento digital de señales es realizado en un sistema embebido compuesto de microprocesadores  de última tecnología y con excelentes antecedentes y estadísticas de trabajo de campo.

El prototipo cuenta con un sistema de alerta de doble utilidad, vibratoria y visual, para cumplir a cabalidad la tarea de aviso y notificación al usuario.

Tiene el mismo motor vibrador utilizado en los celulares y una pantalla LCD Nokia, por consiguiente cuando  el dispositivo identifica que alguna de las señales sonoras que esta “escuchando” pertenece al grupo de sirenas de emergencia que hemos mencionado anteriormente, inmediatamente con una respuesta en tiempo real enciende el motor vibrador de manera que este hace sentir la alarma en la ubicación respectiva del brazalete, en el brazo del usuario.

Al mismo tiempo la pantalla expone un ícono de la sirena respectiva, es decir muestra un gráfico de carro de Policía, ambulancia o carro de bomberos según el caso, con el nombre correspondiente para que el usuario este consciente de que específicamente está identificando el prototipo.

EFECTIVIDAD

En materia de datos estadísticos, el dispositivo alcanzó un porcentaje de efectividad que ronda el 80% de eficiencia, muy bueno para su primer desarrollo.

Se destacan los pocos antecedentes de prototipos desarrollados que trabajen el mismo tipo de tecnología aplicada para el procesamiento respectivo de las señales. Por lo que con los resultados obtenidos de la investigación se abren diferentes caminos para poder solventar y encontrar nuevas estrategias en pro de suplir las diferentes necesidades que tienen las personas con discapacidad auditiva.

El trabajo realizado en este tipo de proyectos siempre alcanza unos fines adicionales por su temática de impacto social, e invita a un continuo avance en pro de estas tecnologías, además de una búsqueda implacable de apoyos por parte no solo de la academia sino también de los diferentes representantes de los sectores de la sociedad tanto públicos como privados, para que abanderen estas tareas investigativas y se logren verdaderos avances en la calidad de vida de las personas con discapacidad.

FUENTE: LA NACION