Expolicía condenado por matar a su exesposa

LA NACIÓN

El expolicía y exvocalista de la orquesta de la Institución, Javier Solís Angulo, fue condenado a siete años de prisión tras aceptar que asesinó a su excompañera sentimental y estilista, Linda Lucía Llanos, en febrero de 2015.

La sentencia fue anunciada ayer por el Juez Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento al legalizar el preacuerdo que suscribió el exuniformado con la Fiscalía.

Solís Angulo, condenado por los delitos de homicidio y porte de armas, indemnizó a las víctimas.

EL HECHO

El 2 de febrero del 2015, en el barrio Villa Laurel de la ciudad de Neiva, hacia las nueve de la mañana fue reportada a la central de radio de la Policía Metropolitana de Neiva el homicidio de Linda Lucía Llanos, una reconocida estilista que vivía en el barrio Villa Laurel de la Comuna Dos, en el nororiente neivano.

La mujer, de 38 años de edad, madre de dos mujeres adultas y dos menores, fue ultimada con disparos de arma de fuego por su expareja, un exagente de la Policía con quien sostuvo una relación por más de once años y con quien tuvo a la menor de sus hijas, una niña de ocho años de edad.

LA ASESINÓ EN LA PUERTA

Cuando Linda Lucía fue asesinada sólo estaba acompañada por su mascota, un perro french poodle llamado Toby. Javier Solís Angulo, un expolicía con quien había terminado una larga relación amorosa hacía cuatro meses, aprovechó que la mujer había hecho caso omiso a las amenazas que él le había proferido al momento de acabar la relación amorosa, e ingresó a la vivienda utilizando la copia de llaves que tenía, subió al segundo piso y, luego de una discusión, le propinó varios impactos de bala frente a la puerta del apartamento.

 

Javier Solís Angulo, condenado.

Linda Lucía Llanos, asesinada.

FUENTE: LA NACION